Normativa sobre las tallas mínimas de pesca extractiva

La pesca extractiva es una de las principales actividades económicas en España. Muchas familias y empresas viven de ella.

Para que el sector funcione con normalidad y evitar la contaminación de los caladeros y la extinción de algunas especies de pescado. Es muy importante respetar la legislación vigente en materia de pesca. Prestando mucha atención a las tallas mínimas del pescado.

Respetar las tallas mínimas es importante para evitar el declive de la especie. Se estima que antes de alcanzar la talla mínima, el ejemplar todavía no ha entrado en edad de reproducirse. Por lo que es preciso dejar que los peces superen esa talla para garantizar que se han reproducido y evitar que la especie se extinga.

Leyes de pesca extractiva en España

En nuestro país existe una amplia legislación dedicada a la regulación del sector pesquero. En concreto, el Real Decreto 560/1995 de 7 de abril. Este se encarga de regular las tallas mínimas para determinadas especies pesqueras. Así como su medición, las prohibiciones y sus correspondientes infracciones y sanciones.

Tallas mínimas en los caladeros españoles

En aguas españolas podemos dividir los caladeros en tres zonas en función de las tallas mínimas que deben tener las especies. Así pues, existe la zona que abarca los caladeros del Cantábrico, el Noroeste y el Golfo de Cádiz, la zona de los caladeros del Mediterráneo y los caladeros de las Islas Canarias.

En función de la zona en la que se realice la pesca, las tallas mínimas varían.

La caballa, uno de los productos más demandados por el sector conservero. Debe medir al menos 20 centímetros para poder ser pescada en el Cantábrico, el noroeste y el Golfo de Cádiz. Mientras que si se pesca en el Mediterráneo, basta con que supere los 18 centímetros.

Otro de los productos estrella de las conservas, la sardina. Tiene como talla mínima los 11 centímetros tanto en los caladeros del Cantábrico, el noroeste y el Golfo de Cádiz como en el Mediterráneo y las Islas Canarias.

La trucha solo la podemos encontrar en los caladeros del primer grupo (Cantábrico, noroeste y Golfo de Cádiz) y su talla mínima es de 25 centímetros.

Este real decreto establece que queda totalmente prohibido “retener a bordo, transbordar, desembarcar, transportar, almacenar, vender, exponer o comercializar peces, crustáceos, moluscos u otros productos de la pesca que no tengan la talla exigida”. De incumplirse esta ley, los infractores podrán ser sancionados de acuerdo a lo dispuesto en la Ley 53/1982 de 13 de julio sobre infracciones en materia de pesca marítima.

Normativas en agricultura y pesca

Para garantizar una pesca sostenible y productiva, en España existen numerosas normativas. Además de las tallas mínimas para velar por los caladeros. Algunas de las más destacadas están destinadas a la protección de los recursos y las reservas marinas. Así como a la recuperación de entornos y especies.

Es muy importante que la pesca extractiva se lleve a cabo de forma profesional. Respetando la normativa y los recursos para cuidar el tesoro que el fondo marino proporciona.

 

Créditos imagen: ©awsloley – Detalles Licencia