• Calidad desde el origen

    Nuestro trabajo comienza allá donde se encuentre la especie

  • UN PRODUCTO BIEN ESCOGIDO

    Seleccionamos solamente las mejores piezas

  • PROCESADO EN BUENAS MANOS

    Para poder garantizarle un trabajo bien hecho

  • Y SOMOS 100% FLEXIBLES

    Tanto en la elaboración del producto como en su envasado

Instalaciones

Los inicios

En el origen de la comercialización de nuestros productos nos encontramos en primer lugar con el Filete de Sardina IQF Mariposa. La búsqueda de la mejor calidad posible para este producto fue uno de nuestros primeros grandes retos.

Para conseguirlo, no dudamos en invertir en innumerables recursos y esfuerzos en recorrer numerosas factorías en diferentes puntos del mundo, hasta que conseguimos encontrar un lugar, en Dakhla (Marruecos), donde nos ofrecían las máximas garantías de selección y manipulación de la especie que necesitábamos, la “Sardine Pilchardus”.

Crecimiento unido a la calidad

Después de los primeros meses de comercialización, y tras haber conseguido seducir al mercado, tanto nacional como internacional, con la calidad del producto, y la garantía y seriedad de nuestra empresa, enseguida se nos empezó a demandar a otros productos relacionados. Fue entonces cuando empezamos a producir también la Sardina WR, HG y HGT, tanto en IQF como en BQF, y también para Consumo Animal.

Para poder cubrir esta elevada demanda tuvimos que ampliar los puntos de producción, con el reto no bajar en ningún momento el listón de calidad que nos habíamos impuesto y que nos había permitido entrar con tan buen pié en el mercado.

Este nivel de exigencia en el control de la calidad pasa por todos los puntos, desde el método de captura, el trato del pescado desde el barco hasta la propia Sala de Elaboración, sin olvidar por supuesto el transporte, no solo interno, sino hasta el destino final de nuestros clientes.

Avanzando juntos

Hemos conseguido construir una cadena que nos permite llevar a cabo el control de todos estos puntos, en colaboración con las plantas de procesamiento de los puertos pesqueros más importantes de Marruecos: Agadir, Tan Tan, Layounne y Dakhla.

Para reforzar dicha cadena, tomamos también la acertada decisión de crear una empresa Hispano-Marroquí, DISGLOBAL MARRUECOS, permitiéndonos de esta forma contar con diferentes delegados de manera permanente en el país de producción. Esto ha supuesto una gran inversión por nuestra parte que nos permite controlar mejor todos los puntos desde el origen, para seguir garantizando la máxima calidad a nuestros clientes.

En la actualidad, seguimos abrumados por la gran aceptación y valoración de nuestros productos por parte de nuestros clientes. Esto sin duda nos anima a seguir creciendo ampliando nuestro catálogo de productos, además de ampliar puntos de colaboración en nuevas fronteras tanto para la producción como para la venta.